jueves, 29 de octubre de 2009

La aprehensión de José Manuel "Chema" Hernández

Lydiette Carrión

En las últimas tres semanas, la Policía Federal ha desplegado un agresivo operativo en contra de pobladores de la comunidad 28 de Junio, en el municipio Venustiano Carranza, Chiapas.

Como resultado de este operativo, dos personas han muerto, tres han sido encarceladas –quienes denunciaron haber sido víctimas de tortura– y por los menos 400 hombres, mujeres y niños han sido desplazados.

Todo empezó el pasado 30 de septiembre, explicó Yolanda Castro, coordinadora del Frente Nacional de Lucha por el Socialismo, en entrevista telefónica, señaló que policías disfrazados de trabajadores de la Comisión Federal de Electricidad detuvieron a José Manuel Hernández Don Chema, quien ha sido activista y luchador campesino por la repartición de la tierra desde los años setenta.

Cuando sus compañeros vieron que había sido levantado, siguieron a la camioneta en la que se lo llevaban.

“Cuando detiene a Don Chema lo suben a una camioneta a la fuerza. Al salir del ejido, sus pocos compañeros se dan cuenta, se suben a una camioneta y van persiguiendo a la policía.

“Ya estando él en la camioneta (de la CFE) los policías lo encañonan, lo empiezan a amenazar, y piden por radio que la camioneta de la policía especializada saque del camino a los compañeros que vienen en otra camioneta, en ese atentando mueren dos personas jóvenes”, aseguró Castro

Después de haber estado en el penal de El Amate, Don Chema fue trasladado al penal federal de alta seguridad de Nayarit.

Días después fueron detenidos José Manuel de la Torre y Rogelio Cruz González, habitantes también de la comunidad 28 de Junio, así como miembros de la Organización Campesina Emiliano Zapata (OCEZ).

Durante el interrogatorio, denunciaron los detenidos, José Manuel fue torturado con los clásicos métodos del tehuacanazo y la bolsa de plástico en la cabeza por cinco horas.

Y desde el lunes, explicó Yolanda Castro, “como están militarizadas sus comunidades, y entraron diferentes fuerza policiacas y los militares, ellos tomaron la decisión de salirse con sus familias, dejar el predio 28 de junio, y aproximadamente 400 personas están en plantón en la catedral de San Cristóbal”

* Publicado en El Periódico