martes, 29 de junio de 2010

¿Y qué pasó con los presos anarquistas?


Mediante correos electrónicos, la Cruz Negra Anarquista hizo un resumen de los casos de Socorro Molinero Armenta (anarquista de Tijuana, acusado de balear una patrulla), Adrián Magdaleno González (procesado por tratar de hacer explotar un artefacto en el metro) y del menor de edad Abraham L. (acusado de daño en propiedad ajena, por sabotear diversos carros en diciembre de 2009).

A continuación transcribo la información, la cual no he podido confirmar con otra fuente.

Socorro Molinero Armenta fue detenido el 1 de enero del 2010 por su supuesta participación en un ataque armado contra la policía municipal de Tijuana, en donde varias patrullas fueron ametralladas por el grupo insurreccionalista Acción Anarquista Anónima.

“Posiblemente pueden acusarlo de daño a propiedad de la Nación y portación de arma de fuego. Hasta ahora no se sabe más sobre su caso, si alguien tiene alguna información mas sobre Socorro escribir a rabiayaccion@mac.hush.com o al correo de la CNA Mexico. cna.mex@gmail.com”.

Cabe recordar que en Tijuana un policía falleció en un enfrentamiento con anarquistas de la Acción Anarquista Anónima. (Ver: )

Adrian Magdaleno González fue detenido el 4 de febrero del 2010 por la policía bancaria e industrial, acusado de detonar una bomba de gas butano dentro de un vagón del metro de la ciudad de México, específicamente de la estación-terminal Taxqueña.

“La bomba no logró su objeto total, pues el artefacto estaba compuesto de tres latas de gas, la cual sólo estallo una, la que provocó que el gas se escapara y saliera en grandes proporciones. Cabe destacar aquí que nadie fue expuesto durante la acción, pues el artefacto fue detonado cuando toda la gente había salido del vagón” (SIC).

Esta información se contradice con la propia información que se difundió en un principio: que se trataba de un artefacto de gas, parecido al que las porras utilizan en el estadio. Entonces tendría validez la primera versión que fue retomada por el diario La Jornada sobre que "Adrián Magdaleno González, aparentemente acompañado por dos jóvenes más, intentó hacer explotar en el vagón en el que viajaba cuatro cohetones conocidos como huevos de codorniz, que tenía atados a dos botes de gas butano". (Checar: Apunte sobre el peligro de terrorismo...".)



También se contradice con el hecho de que fue la misma gente dentro del vagón la que señaló a Adrián a la policía del metro.


El comunicado continúa: “Adrián se encuentra en el Reclusorio Norte del DF, acusado de atentar contra la paz social y daños a propiedad privada, pues le cargaron también la explosión con latas de gas contra un Banamex el 25 de Septiembre del año pasado en la delegación de Milpa Alta”.

Fue sentenciado en primer instancia a cinco años 11 meses pero tras la apelación en la que no fueron tomados en cuentan varios puntos a su favor, le fue impuesta la nueva sentencia de siete años con 11 meses. Adrián ya no alcanza fianza”. (Escríbele a: libertadparaadrian@hushmail.me)

En el caso de Adrián, es de notarse la rapidez de su sentencia. Por ejemplo, Víctor Herrera Govea (acusado de robo en pandilla) cumplirá el próximo 2 de julio nueve meses de proceso en la cárcel. Emmanuel Hernández Hernández enfrentó un proceso de varios años. El propio Abraham López Martínez, aprehendido en diciembre, no ha sido sentenciado.

Finalmente, en otro comunicado, la Cruz Negra Anarquista informó sobre el caso de Abraham L. el menor de edad:

“Ha pasado más de medio año desde que el 15 de diciembre del 2009 el compañero eco anarquista Abraham López fue arrestado, vinculándolo a una acción llevada por el FLT(Frente de Liberación de la Tierra)”, en el que nueve autos particulares fueron incendiados y los cristales de una concesionaria de motocicletas destrozado.

En esta acción “también fueron detenidos otros dos sujetos a los cuales se le ha negado la solidaridad” debido “a la delación que éstos hicieron contra otros compañeros y contra Abraham”.

“Actualmente el compañero Abraham se encuentra bajo proceso en la agencia de atención para adolescentes infractores ubicada en la colonia Narvarte. Aun no es sentenciado pero de ser así podría alcanzar una sentencia de dos años 6 meses, a cinco años ya que se le acusa de asociación delictuosa (este cargo es considerado un delito grave) y daño a propiedad privada.

“Pero el primer cargo (asociación delictuosa) ya fue retirado por parte de la juez que llevaba el caso, ya que consideró existen muchas inconsistencias en el caso y no hay elementos para comprobar la asociación delictuosa”.

Entre otras inconsistencias en el caso, asegura el comunicado de la CNA, “se encuentran tales como las contradicciones de los policías y que dentro del peritaje que se le realizó no encontraron ninguna huella digital, así como ninguna sustancia inflamable en la ropa o manos para poder vincularlo, entre muchas otras”.

Pero “después de que la juez anulara el cargo de asociación delictuosa, el MP apeló en contra de Abraham, para que se revisara una vez más el caso y dicha revisión se puede tardar de dos a cuatro meses más para que se dictamine si el compañero sale libre o es sentenciado”.

Cabe mencionar que el MP apela prácticamente por default toda sentencia. Esto es un procedimiento normal en casi todos los caso y no sólo los de tipo político.


“El caso de daño a propiedad privada se está llevando por separado, pero al no estar considerado un delito grave, en caso que se determinara que el compañero fuese culpable, esta acusación se le podría retirar con una fianza y pagando los daños los cuales se evalúan en mas de medio millón de pesos”.


UN VEGANO SE ALIMENTA EN EL TRIBILÍN

El comunicado continúa:

“Con respecto a su alimentación (vegetariana) el compañero se ha alimentado sólo de frijoles y arroz, y alguna que otra ocasión, un poco de verdura, ya que al estar en disposición de un juez de distrito no se le puede introducir alimento alguno.

“Si quieres escribir alguna carta, palabras de apoyo, comentario o lo que sea al compañero Abraham, puedes hacerlo a: abrahamlibertad@riseup.net”.

Por lo pronto ha permanecido una relativa calma en las esferas anarquistas. Parece que la escena de la insurgencia política en México se verá pronto ocupada por otros grupos: las guerrillas de corte anarquista. El EPR ya advirtió en su último comunicado que la tregua con el gobierno federal (realizada para buscar a los dos eperristas desaparecidos) está por terminar si no hay resultados.