miércoles, 6 de julio de 2005

Pancho Villa no tiene cabeza

Con una libreta y mirada ansiosa, el estudiante recoge gotas de información sobre un probable pasado... su abuelo era Dorado. Mientras, otra taza de café se sirve al militar: ochenta años, acento cansado y mirada que ha recorrido casi todo el país. (dicen que sólo le faltó vivir en Baja California.)

¿Sabías que Pancho Villa fue enterrado sin cabeza?
Como a cada rato, la gente trataba de allanar su tumba, ahí en Parral, una de sus esposas decidió que su cadáver se enterrara el doble de profundo que lo normal. Es decir, en vez de estar a tres metros de profundidad, estaba a seis, aunque para ese entonces ya no tenía cabeza. Pero ahí no acabó la historia. Encima de los restos de Villa, enterraron el cadáver de una muchacha que se fue a morir y que no tenía familia ni dinero. De este modo, pensó la esposa, si alguien le quería hacer algo a al cuerpo de Pabcho Villa, se lo haría al de la muchacha.
Años después. Luis Echeverría mandaría traer los restos del jefe de la División del Norte para enterrarlo en el monumento a la Revolución... en la tumba ilustre descansan los de la muchacha desconocida.