sábado, 5 de diciembre de 2009

Luto

La próxima vez que te vea
Ambos estaremos en el cielo del bosque

En el silencio dorado y fragante
de nuestras tardes juntos,
de la marcha exhaustiva y entusiasta,
que tantas veces compartimos.

La próxima vez que te vea
no existirán vacíos de palabras o murmullos.
No bastará la ausencia del lenguaje
Para expresar los afectos infantiles que nos unen.

Mi amigo. Mi gran amigo.
Mi mejor amigo.
Mientras esperamos esa próxima vez,
ese próximo cielo de oxígeno y verdor,
descansa y sé feliz.
Del otro lado de la muerte, sólo me queda extrañarte.

2000-2009