martes, 24 de noviembre de 2009

Víctor y Emmanuel y la acción directa [y breve historia de terror sobre los reclusorios del Distrito Federal]

Me encontré a un viejo cuate de la facultad, que ahora, resulta, trabaja en la Secretaría de Seguridad Pública local.

Le pregunté sobre la marcha del 2 de octubre, durante la cual –todavía frescos los bombazos de los ecoanarquistas—el Gobierno del Distrito Federal desplegó un aparatoso operativo de seguridad.

Tan caótico estuvo el operativo, me contó, “que los granaderos ya habían levantado a uno de los nuestros (es decir, un policía vestido de civil)”.

--¿Tu amigo querrá hacerlo público?--, le pregunté ingenuamente.
--Claro que no. Pues si es tropa--, me contestó.

***

El pasado 19 de noviembre se efectuó la primera audiencia en el caso de Víctor Herrera Govea, de 21 años, acusado de haber saqueado en pandilla un Oxxo, durante la marcha del 2 de octubre.

Los policía judiciales (faltaron algunos) aseguraron ante el Ministerio Público, que identificaban plenamente a Víctor, y que éste había participado en el saqueo del Oxxo. Además, dijeron que Víctor llegó todo golpeado al penal porque, cuando lo aprehendieron, se estaba peleando con sus propios compañeros.

VIDEOS DE YOU TUBE

En los videos que se han hecho públicos del saqueo al Oxxo, no aparece Víctor Herrera Govea. En cambio, han denunciado los compañeros de Víctor, sí aparece un joven que ha sido identificado como porro de CCH Naucalpan. Aunque este joven sí fue aprehendido in fraganti, nunca llegó al reclusorio.

En otro video se muestra cuando granaderos llevan a Víctor, con el rostro bañado en sangre, y luego lo sueltan. El camarógrafo pregunta a Víctor qué pasó y éste dice que estuvo en un enfrentamiento con policías.

Después, relatan los amigos de Víctor, éste se reintegró a la marcha a la altura de Eje Central y 5 de Mayo y llegó a la plancha del Zócalo. Nunca se limpió la cara llena de sangre.

Cuando abandonaba la plancha, policías judiciales vestidos de civil lo retuvieron sin orden de aprehensión


ACCIÓN DIRECTA

Las autoridades policiacas parecen ensañarse con los anarquistas. El pasado 23 de noviembre, fue aprehendido Emmanuel Hernández Hernández, quien participó en las movilizaciones del Foro del Agua en noviembre de 2006. De nuevo se trató de acciones directas.

En ese entonces, la policía aprehendió a un montón de estudiantes y anarquistas en los torniquetes del metro Insurgentes. Al día siguiente Emmanuel fue liberado bajo proceso.

De acuerdo con el Comité Cerezo, “en la misma causa penal estaban otros estudiantes, los cuales fueron absueltos de los cargos de los que se les acusaba, siendo Emmanuel el único al cuál se le sigue un proceso judicial que inicia tres años después con su detención”.

A los pocos meses de iniciado el proceso, la madre de Emmanuel falleció, se explica en la ficha informativa. Por lo que el joven (que ahora tiene 23 años) ha tenido que hacerse cargo de su hermano menor de edad desde entonces. Actualmente, además está a un mes de ser padre.

Suponiendo sin conceder que los chavos hubieran hecho un acto de vandalismo, la pena es sorprendentemente desproporcionada, sobre todo en un país donde los delitos de verdad (asesinato, violación, secuestro) tienen un índice de impunidad del 98 por ciento.

Es decir, la policía judicial no está metiendo a la cárcel a los secuestradores, a los asesinos, a los miembros del crimen organizado. Casos espeluznantes como Casitas del Sur siguen trabados. Casos desgarradores como el de la Guardería ABC siguen en “investigaciones”.

CUENTO DE TERROR

Mientras el caso continúa y Víctor está preso, los familiares han denunciado una serie de irregularidades y maltratos que ha sufrido en el penal. Entre ellas: Víctor ha sido hostigado por las autoridades, además, es obligado a limpiar varias veces al día los sanitarios del módulo en el que se encuentra, baños que son ensuciados constantemente con heces fecales, huesos, sobras de comida. Otra irregularidad, nadie conoce el reglamento interno del penal.

En los medios de comunicación se han hecho públicas las violaciones sistemáticas de derechos humanos en los penales del Distrito Federal: el hacinamiento, las ratas, la basura. Se han reportado casos de personas que deben comer con las manos.

De acuerdo con el Informe anual 2008 de la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal, en su sección "Balance de temas relevantes", se destaca la situación deplorable de los centros penitenciarios en la ciudad.

"Actualmente, el Distrito Federal es la entidad del país con mayor sobrepoblación en sus 10 centros penitenciarios (uno más es para sanciones administrativas), ya que aunque tiene una capacidad para 19 088 internos, albergaba –al 31 de diciembre de 2008– un total de 38 094 personas; es decir, que los reclusorios capitalinos operaban a 199% de su capacidad".

Este grado de hacinamiento no ha sido tomado en cuenta por el gobierno local para revalorar su política de "cero tolerancia" y meter a la cárcel a gente por delitos menores.

El Informe de la CDHDF continúa: "Desde la CDHDF se ha señalado en numerosas ocasiones que en un Estado democrático de derecho es aplicable el derecho a castigar, sin embargo la imposición de una pena privativa de la libertad debe ser el último recurso. Así lo ha reconocido la comunidad internacional a través de la Organización de las Naciones Unidas, que ha logrado condensar principios básicos o mínimos que deberían presidir las políticas penales y los sistemas penitenciarios de los países miembros.

"De acuerdo con este modelo, las personas privadas de la libertad, con excepción de las limitaciones producto del encarcelamiento, siguen gozando de los derechos humanos
y las libertades fundamentales consagradas en la Declaración Universal de los Derechos Humanos y otros instrumentos internacionales, por lo que deben tener acceso
a la cultura y a la educación, tienen obligación y derecho a trabajar y a satisfacer
sus necesidades básicas de salud, higiene, agua potable...".

Los amigos de Víctor enviaron la siguiente carta a las autoridades del penal:

México D. F. a 23 de Noviembre de 2009

C. Lic Laura Talamantes García

Directora del Reclusorio Preventivo Sur del

Gobierno del Distrito Federal

PRESENTE

Nos dirigimos a usted para solicitar atentamente, que tome las medidas pertinentes a fin de que el C. Víctor Herrera Govea no sea hostigado en el dormitorio número 2, a donde fue trasladado a finales del mes de octubre.

Desde que llegó, el hostigamiento se hizo presente cuando uno de los licenciados responsables del dormitorio, le preguntó de qué privilegios gozaba para haber llegado ahí, argumentando que ese lugar únicamente se lo ganan los presos “haciendo méritos” desde tiempo atrás.

Por otra parte, cuando solicitó permiso para obtener información acerca de las materias de Derecho que desea tomar en el penal, se le indicó que pidiera permiso en el siguiente turno y lo mismo ocurrió cuando se acercó con el personal del siguiente turno.

Asimismo, solicitamos se nos de a conocer el reglamento del penal, ya que se han dado tres versiones diferentes para registrar las visitas de otros familiares y amigos: primero, que sus familiares deben entregar la lista en Trabajo Social, cuando su madre acude a la entrada para solicitar le permitan entregar la lista en Trabajo Social, se le indica que debe ser el interno quien la entregue , cuando los familiares le entregan a Víctor la lista para que solicite el permiso e ir a Trabajo Social y entregar la lista de visitantes, se le dice que tal vez no sea posible debido que llegó antes de tiempo a Población.

También desearíamos conocer el reglamento que rige la asignación de comisiones y el tiempo de duración de las mismas. Al respecto mencionaremos que se le asignó asear los baños, tarea que realiza él solo, en esta tarea ha sucedido en varias ocasiones que después de haber aseado por las mañanas, por la tarde encuentra que la regadera o el mingitorio tienen materia fecal, huesos y semillas, razón por la que tiene tres amonestaciones desde el 17 de noviembre con la amenaza de que la siguiente vez será sacado del ”programa”. Nuestras preguntas son:

¿Se le amonesta por no asear cuántas veces ensucien el baño no obstante se ha defecado en lugares inadecuados o se tire basura que va en otro lugar? ,

¿ Se investiga y se amonesta a quiénes ensucian?,

¿ Es esto un hostigamiento a quién siendo inocente se le encarceló rápidamente y está esperando la resolución de un largo proceso para reconocer su inocencia?

¿En qué programa esta inscrito y se le amenaza que se le dará de baja?

Por otro lado, señalamos que se viola el artículo 24 de la Constitución Política de nuestro país, así como el artículo 18 de la Declaración de los Derechos Humanos que garantiza la libertad de conciencia y de religión puesto que se le obliga a asistir todos los días a un grupo religioso, en el penal de un estado laico como lo es el Estado mexicano.

Nosotros estamos seguros que Víctor Herrera Govea se encuentra injustamente acusado en la averiguación número 286/09 y está en espera de la resolución de la Juez Celia Marín Sasaki del juzgado número 30.

Por lo tanto lograr la libertad de Víctor Herrera Govea, cuidar su salud y seguridad es una tarea que no vamos a abandonar, pues es un compañero joven que se ha distinguido por estar al lado de las causas justas, además de ser una persona honrada, trabajadora y uno más de los presos políticos que tiene este gobierno.

A T E N T A M E N T E

Comité por la Libertad de Víctor Herrera Govea