lunes, 9 de noviembre de 2009

Osvaldo es un joven tranquilo: defensa

La defensa se ha centrado en defender la personalidad de Osvaldo

Lydiette Carrión

La estrategia de defensa de Osvaldo Morgan, quien confesó el homicidio de Alí Dessiré Cuevas Castrejón el pasado 20 de septiembre, se ha centrado en tratar de establecer que la personalidad de Osvaldo era tranquila, no violenta y estable.

La primera audiencia de desahogo de pruebas del caso se efectuó en el juzgado 39 de lo penal, a un costado del Reclusorio Norte, el jueves. Ahí, cinco amigos de Osvaldo rindieron testimonio sobre la personalidad del joven, al que calificaron de tranquilo. También aseguraron que la relación entre él y Alí era “normal”: jamás los vieron discutir o pelear.

Y es que, aunque Osvaldo Morgan confesó el crimen, ha alegado que fue en defensa propia, ya que la joven lo atacó primero. Sin embargo, el hermano de Alí, Erick Monterrosas, quien han tenido acceso al peritaje, ha negado que fuera así, ya que “los dictámenes de necropsia revelan una brutalidad descomunal en el ataque y un número de heridas por arma punzo-cortante que no tiene proporción con un intento de defensa legítima, argumento que nos parece irrisorio y cínico”.

La defensa también había trazado otro plan, que era establecer la personalidad de Alí Cuevas. Sin embargo, el juez Francisco Salazar Silva prohibió tales preguntas, al considerar que no tienen ninguna relevancia en el caso. Este lunes se llevará a cabo la segunda audiencia.

Publicado en El periódico el lunes 9 de noviembre de 2009.