jueves, 29 de marzo de 2012

Palomas. la maternidad compartida


Dos palomas hicieron su  nido a menos de dos metros de la ventana de mi cocina. Cuando la paloma blanca está empollando su único huevo, la castaña está lejos,  buscando comida, estirando las alas o  que necesite hacer. Luego llega la castaña y la blanca se va. El nido nuca está solo por un momento. No entiendo por qué decidieron poner su huevo ahí; mis gatos las observan todo el tiempo. El nido es pobre: hecho con muy pocas hojas  y unas piedras.... les lancé una telita, pero no le han hecho caso... en fin. Soy  testigo de uno de esos milagros cotidianos