jueves, 29 de marzo de 2012

El otro affaire Cassez


*Columna "Rendija" publicada el 21 de marzo de 2012 en El Universal Gráfico.

“En ese tiempo que sostuve una relación con Israel Vallarta todas mis amistades se alejaron de mí; me decían que Israel no me convenía. Supongo que porque es una persona violenta y prepotente”.
Esto lo aseguró Florence Cassez en su primera declaración ministerial, fechada y firmada el 9 de diciembre de 2005.
No existe certeza sobre el affaire Cassez por lo que todos sabemos: el montaje televisivo en el rancho Las Chinitas (la detención se había efectuado el día anterior, el 8 de diciembre, en el Km 28 de la carretera libre México Cuernavaca). La Suprema Corte de Justicia de la Nación resolverá si la ciudadana francesa debe ser liberada debido a estas irregularidades.
Sin entrar en la materia, desde esta Rendija nos limitamos a fisgonear la relación de Florence e Israel.
Ese 9 de diciembre, Cassez contó la historia de su vida: peleas, trabajos esporádicos; su relación con Vallarta, desde octubre de 2004 hasta julio de 2005, cuando volvió a Francia. Su regreso a México en septiembre, al rancho de Israel, pero sin ser pareja.
En diciembre, dijo, notó cosas raras. Una noche, al pasar por el cuartito de la entrada (donde después hallarían a tres secuestrados), Vallarta la jaló del brazo, la apresuró, como si no quisiera que ella notara algo. Y así contó varias historias: un día compraron 50 huevos y por la tarde faltaban un tercio…aun así tuvieron el mismo abogado los primeros meses.
Vallarta firmó su primera declaración, bajo tortura, el mismo 9 de diciembre: “Hasta la parte de atrás del rancho donde vivo, tengo una cabañita en la cual desde hace tres meses se fue a vivir mi novia de nombre Florence… ella no estaba enterada de las personas que tengo secuestradas dentro de mi casa.”
En febrero, Cassez cambió su historia: se había mudado a la colonia Roma desde el 7 de diciembre. El 8, tomó un taxi para recoger el resto de sus muebles. El taxi se descompuso. Llamó a Israel para que pasara por ella en una taquería…
El 9 de marzo de 2006, Vallarta acopló su versión a la de Cassez: Recogió a Florence a las 10:30, a altura del kilómetro 28. Los detuvieron. Los separaron. “Si tú confiesas, tu novia se va”, le dijeron. Habló con Cassez por teléfono: Hice un trato. Vete a tu país. Quise hacerte feliz. No pude”.
No hay certeza jurídica. Pero sí la hay de que Israel amó a Florence. Ella a él, no tanto.