viernes, 19 de agosto de 2005

Marcos, Segob y TAI, segunda parte.

En la escuela de escritores, Sogem, antes de que se volviera malísima, decían que lo más difícil es escribir la verdad, de forma tal, que pareciera verosímil. Es más fácil que la ficción parezca verdad, a que la verdad, en algunos momentos parezca verdad.
algo similar ocurre con los efectos especiales: cuando se e4stá filmando y se requieren disparos de armas de fuego, lo peor que puede hacer un sonidista es disparar un arma.
Eso se debe diría un gran escritor mexicano del siglo XX a que la realidad siempre rebasará la ficción. Por eso, el fundamentalismo siempre va un paso atrás, y por eso, aunque sus ideales, en algunos casos sean honrosos, jamás podrá transformar la realidad. Es un respiro, para la fuente, que se inverosímil que Marcos fue favorecido (sin saberlo, ojo) desde gobernación, ya que para el poder era mejor que el EZLN estuviera lidereado por el sector más "moderado" del movimiento, y con se desplazara al sector duro, rudo, rojo y socialista.
¿O qué no se acerdan de los primeros comunicados?, ¿antes de que saliera el marquitos, ojiverde, mestizo y educado?
El EZ era socialista y era guerrilla.
Ahora, y desde hace mucho tiempo, no lo es. Tan es así, que ha recibido parte de su financiamiento del gobierno francés.